10 hábitos que cambiarán tu vida

Estoy encantada de que hayas decidido formar parte de este grupo de personas que hemos decidido mejorar nuestros hábitos alimenticios para mejorar en salud física y mental.10 hábitos fáciles que cambiarán tu vida de una manera que ni te imaginas.

Lo primero que quiero es que toda la información que te voy a facilitar  la adaptes a TI. Cada cuerpo es un mundo, y, lo que a mi me sirve a ti no y viceversa.

Todo lo concerniente a la nutrición y hábitos de vida que te voy enseñar aquí, es una alimentación totalmente racional basada en los años de experiencia dedicada a la nutrición, y, a la propia inquietud e investigación de un tema que me apasiona.

A lo largo de mi vida he probado distintas dietas y formas de comer. Creo y sé, que en este momento sigo una dieta y unos hábitos de vida que considero que es la mejor, y  por eso quiero compartirlos con vosotros.

Resumido en 10 puntos básicos esto es lo que hago, ¿SE PARECE A LO QUE ESTÁS HACIENDO TÚ ACTUALMENTE?¿COMENZAMOS?:

1º/ QUERER

Lo primero y principal es QUERER, parece una tontería pero no lo es. Piensa ¿cuántas veces has querido empezar algo y no lo has hecho?¿cuántas veces has dicho … “empiezo mañana”, o, “para la semana que viene lo hago”, o quizás… “bueno ahora no…después a la noche”…excusas que nunca tienen un principio o si lo tienen, nos duran lo que un caramelo en la boca de un niño.

Piensa que por lo que sabemos hasta ahora solo tenemos una vida y que pasa muy rápido, si quieres algo, ve a por ello YA. Pero en este mismo momento, al terminar de leer este artículo y hayas decidido empezar a modificar tu vida en alguno de los aspectos que te voy a mencionar, ponte YA. Pero para esto y para todo lo que quieras en tu vida, no lo dejes para mañana. HAZLO YA.

2º/PROCESADOS

Todo lo que no sea lo más natural posible lo hay que eliminar de nuestra alimentación. Son alimentos que han sufrido modificaciones en su tratamiento y existen varios grados:

  • Poco procesados: entre ellos se encuentran los frutos secos pelados, las verduras ya lavadas y cortadas, pero a ninguno de ellos se les ha añadido ningún ingrediente.
  • Pequeños tratamiento: en estos alimentos se lleva a cabo algún tipo de proceso. Los alimentos congelados o cocidos, las latas de conservas o las verduras congeladas.
  • Con ingredientes añadidos: estos alimentos llevan incorporadas ciertas sustancias que mejoran o cambian sus propiedades.  Aquí estaremos hablando de edulcorantes, conservantes y colorantes.
  • Bastante procesados: son alimentos que son adecuados para consumir de forma inmediata y que han sido sometidos a un gran procesamiento. Entre ellos encontramos las patatas de bolsa, los embutidos, carnes preparadas, las galletas, etc.
  • Muy procesados: listos para el horno o microondas, como por ejemplo las pizzas o los platos preparados congelados.

Sabemos que eliminarlos del todo es casi imposible dentro de nuestra agitada vida, pero sí tenemos que saber cuáles no comer NUNCA, y cuáles con moderación. También saber cómo sustituirlos.

3º/NO AZÚCAR

¿Te has parado a pensar cuanta cantidad de azúcar tomas todos los días? Solo mira estas fotos de Antonio  Rodríguez Estrada y recuerda que el azúcar nos hace DEPENDIENTES, gordos, diabéticos, con caries o riesgo cardiovascular entre otras. Veneno blanco y dulce.

4º/HARINAS

 Según Genaro Matus, académico de la Facultad de Medicina, al ingerir harinas refinadas el cuerpo capta azúcar en exceso dentro de sus células. Esto puede modificar el transporte de los nutrientes y provocar lesiones celulares. A nivel orgánico se alteran muchas funciones metabólicas y hormonales. El problema como siempre no es el trigo, sino la manipulación del alimento.

El que se utiliza ahora esta modificado genéticamente, es más pequeño y con una serie de características que lo hacen más productivo y económico. Carece del gérmen y el salvado que es donde están sus nutrientes. El trigo que se come ahora nada tiene que ver con el que comían nuestros abuelos. Cámbialo por otras harinas más naturales.

5º/LÁCTEOS

Otra vez tenemos que pensar lo siguiente, la leche no es mala, lo que es malo es la vaca que da esa leche. En realidad, el ser humano no tiene que tomar leche para nada, pero si la consumiéramos moderadamente y su procedencia fuera buena tampoco nos sentaría mal.

La leche típica que encuentras en los supermercados es producida por vacas alimentadas con granos/cereales/pienso, inyectadas con antibióticos y  hormonas que estimulan una producción artificialmente alta de leche, y, que después sufre procesos de pasteurización, homogenización, desodorización y otros tratamientos químicos.

Lo mismo ocurre con los quesos y los yogures. Vigila que sean leche orgánica de vacas alimentadas con pasto. Si te gusta puedes sustituirla por leche y lácteos de cabra que tienen menos caseína y menos lactosa y es más fácil de procesar para nuestro organismo.

6º/SAL

El principal beneficio de reducir la sal en la dieta es la disminución de la hipertensión arterial. Actualmente, las enfermedades cerebrovasculares son la mayor causa de muerte de todo el mundo. La hipertensión es uno de los causantes directos de este tipo de enfermedades, e incluso ya se sabe que puede afectar negativamente al cerebro.

El cloruro sódico, se disgrega en dos iones al disolverse en el agua de nuestro cuerpo: anión cloro y catión sodio. Ambos son necesarios e importantes en nuestra vida ya que se encargan de muchas funciones, pero solemos pasarnos de las cantidades recomendadas precisamente porque no es solo la sal que echamos a la comida sino la que ya traen los alimentos procesados.

7º/MUÉVETE

Convéncete, la inactividad  física es un riesgo para la salud. No digo que te pongas a hacer deporte si nunca lo has hecho, pero sí que te actives cuando a ti te apetezca. Las personas  tenemos los bioritmos distintos y para mí, que hago ejercicio todos los días, si me dicen que lo tengo que hacer por la tarde noche, no lo haría nunca.

Busca tu momento del día ideal y lo que te guste HACER PARA QUE DISFRUTES CON ELLO PORQUE SINO LO HARÁS UN DÍA O DOS Y TE OLVIDARÁS, baila, camina, pasea con las amigas …, lo que sea, pero muévete.

8º/MANOS A LA OBRA

Te propongo algo. Durante dos semanas intenta en la medida de lo posible:

  • Eliminar los alimentos “super” procesados .
  • Los  procesados que lleven más de cinco ingredientes utilízalos lo menos posible.
  • Prueba a consumir los lácteos de cabra y, si no te gustan, decántate por los de vaca de pastoreo. Si quieres seguir comiendo los lácteos normales, no los tomes más de tres o cuatro veces por semana.
  • Las harinas no más de dos o tres veces por semana y si comes pan todos los días, que sea de centeno, de espelta, avena…
  • Cambia la sal común por sal del Himalaya. Y el azúcar por stevia natural (no sucedáneos)o azúcar de coco.

9º/SE FELIZ

Cuando el cuerpo está bien la mente está mucho mejor. Eso está comprobado. Todos tenemos una víctima en nuestra cabeza, mátala, no la escuches. Ella quiere hacerte sentir mal todo el tiempo, te quiere hacer ver la vida en blanco y negro, te obliga a procastinar… es una tortura. Lucha contra ella, entrena tu mente para pensar solo en positivo y actuar a pesar del miedo.

Para de quejarte porque es un desperdicio de energía, ni te juntes con gente que te reste energía (que la hay), rodéate de gente positiva y con ganas de vivir y de disfrutar de la vida. Piensa que siempre se dice que solo hay una vida, pero es cierto ¿Y que vas a dedicarte a quejarte todo el tiempo?

Sal, disfruta, busca esas cosas que llenen tu vida y te hagan feliz. No digas tanto lo que vas a hacer y HAZLO.

10º/ANÍMATE

Anímate a comenzar no mañana sino ya, AHORA. Acaba de leer este texto y escribe una lista de las cosas que quieres cambiar en tu vida y las que quieres hacer. Haz un plan de prioridades para comenzar y empiézalo. Y, si quieres que te acompañe y recibir nuevos consejos, estén atento/a a los emails que te enviaré cada semana con información totalmente gratuita, y , las posibles dudas que te surjan por favor, no dejes de comentármelas.

.