Publicado el

No más dietas,comer de todo y saludable

Equilibrio, yo lo definiría así. Todo en la vida debe de tener un equilibrio.  

En esta época del año, y en especial en carnaval, en Galicia se disfruta de una gastronomía excepcional, puesto que se consume, sobre todo, cerdo (ya que se realiza por estas fechas la matanza ) que o acompañamos con los grelos que están de temporada. Mediante estas materias primas elaboramos platos típicos de nuestra tierra como el cocido con su cachuchah (careta del cerdo),butelo , la androlla y el lacón con grelos o el caldo gallego.

Las materias primas deben ser de primera calidad,como las nuestras.Cerdos bien cuidados y alimentados y, en cuanto a los grelos sin pesticidas, hay dos opciones: la mata o, para tenerlos en cualquier época del año y de forma más práctica, los tenemos en lata. Esta última opción simplemente contiene los propios grelos, agua y sal marina, siendo así sin conservantes, colorantes ni gluten.

Aunque son alimentos totalmente naturales, son fuertes y calóricos para comer diariamente pero, si lo hacemos con moderación pueden formar parte de nuestra dieta sin ningún problema. Yo disfruto de todos ellos sin ninguna restricción.

A menudo la gente se asusta cuando me ve comer. Cuando uno/a está delgado la sociedad tiende a pensar, -claro estará siempre a dieta-, -no comerá nada-, -se cuidará las 24 horas del día-. Pues nada más lejos de la realidad, como mucho, de todo y bastantes comidas al día. Me encanta comer y odio seguir un régimen alimenticio con el fin de algo, es decir, ya sea de engordar, adelgazar, desintoxicarse, quemar grasa, subir masa muscular…

Soy incapaz porque sigo una dieta flexible y equilibrada en la que como lo que quiero en cada momento y lo que me apetece. Las únicas normas que sigo son básicamente tres:

  • 1– El 80/20.
  • 2-Variar el tipo de alimento, es decir, consumir carnes, pescados, legumbres, verduras, frutas , cereales integrales y algún lácteo.
  • 3-Estar activa.

Lo ideal es seguir la regla del 80/20. Esto consiste en basar el 80% de tu alimentación en productos naturales, es decir, materias primas de primera calidad, y, el otro 20%, en productos procesados de buena calidad (ya hablaremos en otro momento de como saber si son o no buenos). Hay que comer de todo: proteínas, carbohidratos y grasas, además de estar activos.

Lo que hagas la mayoría de los días es lo que tendrá un gran impacto en tu cuerpo. El truco está en no abusar, es decir, si comes un cocido todos los días, te hará engordar, pero, si lo comes de vez en cuando no, al igual que si te comes un día una ensalada no adelgazarás, mientras que, si lo haces diariamente sí notarás cambios. Otro ejemplo, son los procesados; si los introduces habitualmente en tu dieta frente a comerlos con un cierto Equilibrio.

Para finalizar este artículo retomamos el tema con el que comenzamos, es decir, basar nuestra dieta y, en general nuestra vida, en el Equilibrio. Debemos aprender a comer de todo, sin restricciones ni prohibiciones de ciertos alimentos, pero de forma racional y responsable. Los alimentos siempre de primera calidad y cuanto menos procesados y manipulados por el hombre mejor. Come variado,disfruta de la vida y tu cuerpo te lo agradecerá.